VISITAS

 

 

Nada en la vida es casual sino como la gran mayoría sabe todo tiene una causa.- Ya desde muy niña notaba que había en mí ciertos aspectos o condiciones distintas que me permitían ver cosas que quizás otras personas no veían, obviamente en ese momento no sabía de que se trataba ya que en mi familia de este tipo de temas no se hablaba.- Sentía mucha curiosidad y me deslumbraba por ejemplo, ver un mazo de tarot con todas sus imágenes, símbolos y colores.- Recuerdo que en una revista semanal de aquella época habían regalado un mazo de tarot, me sentaba todas las tardes en la cama de mi mamá y jugaba horas y horas con ellas, ya que lo que luego supe era algo realmente serio y por lo que había que tenerle un inmenso respeto, en ese momento para mí era solamente un juego.- Sabía que todo eso debería significar algo pero obviamente en aquel entonces me era completamente imposible descifrar.- Fueron transcurriendo los años y todo eso que inconcientemente tenía incorporado en mí se fue potenciando cada vez más, comencé a comprarme libros relacionados a temas  esotéricos, fui autodidacta hasta que todo esto me atrapó completamente, fue ahí donde decidí comenzar a estudiar, investigar y lo más importante a ayudar a las personas a encontrar su verdadero camino.- En muchas ocasiones ni la astrología, ni la numerología ni el tarot nos dan una respuesta concreta a algún tema específico, porque como digo siempre a mis consultantes, si Dios no desea que algo se sepa o no es el momento indicado, por más que se indague a fondo por todos los medios, la respuesta no se hallará, pero sí nos marcará el camino por el que debemos transitar justamente para encontrar la salida a ese problema que tanto nos preocupa.- Tengan siempre presente que los astros inclinan pero no obligan.-

Deseo de todo corazón puedan disfrutar de esta página ya que para mí es un enorme placer el hecho de que estemos contactados y poder compartirla con todos ustedes.-